martes, 6 de abril de 2010

El virus verde de Mockus: 10 x 10 pueden dar los 7


El fenómeno de Antanas Mockus en las redes sociales lo convirtió, en un par de semanas, en un serio contendor en la carrera presidencial en Colombia. Hay quienes dicen que los verdes deben salir de las redes y pasar a las calles para que el "fenómeno digital" se convierta en un "fenómeno político". El contagioso movimiento verde tal vez se convierta en un verdadero "fenómeno político" antes de salir de las redes sociales y puede llegar a convertirse en un "fenómeno electoral" sumando de diez en diez.

Si usted es usuario frecuente de redes sociales, es posible que no haya podido escapar a la inundación de información que producen los seguidores del profesor Mockus en la red. Si además resulta ser uno de esos escasos ciudadanos interesados en temas políticos, es posible que toda esa información haya empezado a cambiarle la forma en la que se estaba imaginando las elecciones presidenciales del 2010 en Colombia.

El fenómeno digital es incuestionable. Antanas Mockus logró en unos meses más seguidores de los que consiguió el gobernante más popular de la historia de Colombia en ocho años. Fotos, imágenes, expresiones de apoyo, manifestaciones de emoción y de ciega y efervescente alegría, transforman el flujo de información en la red en un caudal imposible de interpretar o estudiar de manera sistemática (por lo menos en tiempo real).

Sin embargo, un fenómeno en redes sociales no se traduce automáticamente en un fenómeno político.

Una encuesta que muestre en los próximos días (hoy es 06 de abril de 2010) que el Partido Verde, en cabeza de Antanas Mockus, ha sumado más de ocho puntos de intención de voto entre los que dicen estar dispuestos a votar, permitiría hablar de un verdadero fenómeno político, antes no. Es posible que la sola noticia del acsenso en redes sociales le permita saltar a medios tradicionales (como de hecho está ocurriendo) y lo convierta en tema central de la agenda llegando a ciudadanos menos atentos y con menos interés en tramitar sus preferencias políticas frente a una computadora.

Aún siendo un fenómeno político podría estar lejos del único objetivo que debería importar: sacar suficientes votos para pasar a segunda vuelta y ganar.

En este contexto, el consejo de muchos ahora es llegar a las audiencias correctas. Segmentar, clasificar, dirigir, ordenar el mensaje…

Sin embargo, la estrategia que parece estar funcionando es la de motivar a los conversos a buscar zanahoriamente, entre sus amigos, familias y amigos 10 votos.

Si cada converso busca 10 votos y los consigue, no importa si el movimiento es visible para las redes sociales o medios los medios tradicionales. Si cada verde habla con 100 para convencer a diez, no importa si los candidatos en la contienda espabilan y reaccionan con un mensaje defensivo o no.

Si cada converso busca esos diez votos, la campaña e Mockus, no solo habrá logrado sacar de las redes sociales virtuales la emoción, sino que la habrá llevado a la intimidad de las relaciones personales de cada colombiano que se ha pintado de verde.

Desde las redes sociales, con los jóvenes y las ciudades con actitud de victoria, tal vez el profesor Mockus y su equipo nos den una inesperada sorpresa coloreándonos de verde de diez en diez.

Juan Fernando Giraldo

inventiolab investiga y comunica

1 comentario:

  1. Tal parece que el fenómeno está pasando de las redes sociales a la realidad....tiene buena pinta!!

    http://www.eltiempo.com/elecciones2010/noemisanin/antanas-mockus-supera-a-sanin-en-las-encuestas_7556470-1

    ResponderEliminar