lunes, 12 de julio de 2010

Seguidores 2.0: ¿Hacen la diferencia en las urnas?

Elecciones legislativas en Colombia 2010

El uso de redes sociales durante las pasadas elecciones presidenciales de Colombia ha sido un tema abordado por muchos analistas. Sin embargo, de las elecciones al Congreso poco o casi nada se ha dicho respecto al tema. Parece existir un acuerdo tácito sobre la baja incidencia de las redes sociales en el número de votos que recibieron los candidatos al Congreso. Es posible que la actividad en redes sociales aún no se vea claramente reflejada en la votación, y que incluso otros factores como repetir curul, o la compra de votos hayan incidido de mayor forma en los resultados electorales, pero en todo caso, es un fenómeno que debemos empezar a explorar.

El estudio que presenta inventio•lab a continuación, busca desarrollar esa inquietud tomando como muestra los 94 candidatos al Senado que tenían cuentas en Facebook al culminar las elecciones (como indicador inicial). Específicamente, se busca dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿Tuvo alguna influencia el uso de redes sociales como Facebook y Twitter en el número de votos que obtuvieron los candidatos al Senado? ¿Tiene alguna relevancia la edad de los candidatos en el uso de estas redes sociales? ¿Los candidatos con mayor número de fans en Facebook tienen también alto número seguidores en Twitter?

1. Las redes sociales y el número de votos

El número Fans en Facebook

Existe una relación significativa entre el número de fans que tienen los candidatos al Senado en Facebook y el número de votos que alcanzaron en la pasada contienda electoral (r= 0.325, p<0,05)>(1). Esto quiere decir que a medida que aumenta el número de fans en Facebook, aumenta el número de votos de los candidatos. El éxito de esta relación se presenta particularmente con Jorque Enrique Robledo , candidato del Polo Democrático, quien tiene el mayor número de fans en Facebook (12.541 fans) y a la vez, la segunda votación más alta después de Juan Francisco Lozano (152.936 votos), candidato del partido de la U que con la votación más alta, ocupa el noveno lugar más alto de de fans (2.054 fans).

Pero esta relación no siempre es el caso. Juan Felipe Campuzano, candidato del partido de la U, quien está por encima de la media o promedio de fans en Facebook (un promedio de 911 fans), con 4.476 (casi dos veces más que Lozano), pero con una muy baja votación (11.290) y John Freddy Núñez Ramos, candidato del Partido de Integración Nacional, con un número de fans de 4.126 (dos veces más que Lozano), pero con tan sólo 5.569 votos, son casos atípicos en donde la relación entre el número de seguidores y el número de votos está invertida. Excepcionalmente, y como se observa con estos casos, un candidato con muchos seguidores puede no conseguir votos. Lo que confirmaría que, pese a que existe cierta relación entre la intención de voto y la atención de redes sociales a un candidato, no necesariamente ambos corresponden al mismo comportamiento político.

Número de seguidores en Twitter
No hay una relación significativa entre
el número de seguidores que tienen los candidatos al Senado en Twitter y el número de votos que alcanzaron (r=0,79, p>0,05). Esto quiere decir que Facebook, si bien no es un indicador del total de votos que alcanzaron los candidatos, sí tiene una mayor relación que Twitter como herramienta electoral. La candidata con mayor número de seguidores es Piedad Córdoba con 28.512 seguidores, seguido de Armando Benedetti con 2.103. Los tres candidatos con mayor número de votos, Juan Francisco Lozano, Jorge Enrique Robledo y Dilian Francisco Toro, no tiene seguidores en Twitter. Por el contrario, los tres primeros lugares de seguidores los ocupan candidatos con la cuarta, quinta y sexta votación más baja. Como se observa en la gráfica, la forma de dispersión de los datos da cuenta de pocos candidatos con seguidores, sin importar los niveles de votación que alcanzaron.


2. Edad de los candidatos y el uso de redes sociales

Edad y el número de fans

No existe una relación significativa entre la edad de los candidatos y el número de fans que tienen en Facebook (r= 0,017, p> 0,05). Por ejemplo, el candidato más joven Nicolás Uribe Rueda (partido de la U) tiene 33 años y 3538 fans (el séptimo número más alto de fans) y el candidato de mayor edad es Manuel Darío Sosa Camargo del Partido Alas con tan sólo 3 fans. Para estos dos casos aplicaría la relación). Quien tiene más fans, es Jorge Enrique Robledo, candidato del Polo, con 61 años.

Edad y el número de seguidores en Twitter
Tampoco hay una relación significativa entre la edad de los candidatos y el número de seguidores que tienen el Twitter (r= 0,056, p>0,05). Esto quiere decir que en este estudio en particular, la edad de los candidatos parece no estar relacionada ni con el número de fans que tienen en Facebook ni con el número de seguidores que tienen en Twitter. Es decir, ser joven no implica contar con una mayor número de fans en Facebook o seguidores en Twitter. En todo caso, cabe aclarar que la edad de los candidatos se distribuye en una franja de pocos seguidores (entre 0 y 5000 seguidores). (Ver listado completo de candidatos con cuenta de Twitter activa que están en Facebook acá)


3. Facebook y Twitter

Si hay una relación significativa entre el número de fans que tienen los candidatos en Facebook y el número de seguidores que tienen en Twitter (r=0,267, p<0,05)>os candidatos que suelen tener alto número de fans en Facebook, tienen también alto número de seguidores en Twitter. Cabe recordar que no todos los candidatos con Facebook tienen cuentas en Twitter. De hecho, de los 94 candidatos con cuentas Facebook, sólo 40 de ellos cuentas en Twitter. Piedad Córdoba, la candidata con el mayor número de seguidores en Twitter (28.512 seguidores) y el mayor número de fans entre los candidatos que tienen Twitter (4.765), le siguen los candidatos del partido de la U, Armando Benedetti (2.103 fans seguidores en Twitter y 3.954 fans en Facebook) y Nicolás Rueda (387 seguidores en Twitter y 3.538 fans en Facebook)


Conclusión
El número de fans que tienen los candidatos al Senado en Facebook está relacionado significativamente con el número de votos que obtuvieron en las pasadas elecciones legislativas. No sucede lo mismo con Twitter. Tal relación se da sin importar la edad que tengan los candidatos. En términos generales, tienden a ser pocos los seguidores que tienen los candidatos en Twitter, pero aquellos que tienen muchos seguidores por lo general tienen también un gran número de fans en Facebook. El Partido de la U es el partido con mayor número de fans en Facebook (30.321 fans) y el Partido Liberal tiene el mayor número de seguidores en Twitter (29.054). Lo anterior, de sumarse ambos datos de sus respectivos candidatos. Sin embargo, de tomar las cuentas de los partidos en Twitter, sería el Partido Verde, con 4.075 seguidores el que ocuparía el primer lugar en ésta red social.

Aún queda mucho por explorar entorno al uso de las redes sociales en el comportamiento político de los colombianos. Por lo pronto, se han explorado algunas correlaciones que pueden llamar a futuras investigaciones alrededor del tema. ¿Hacen entonces los seguidores de Facebook y Twitter la diferencia en las urnas? Parecería con este corto estudio, que la gran masa de votantes que tienen los candidatos es recogida de otras fuentes diferentes a las redes sociales. En especial referenciando a aquellos que tienen mayor trayectoria política y con esto, un caudal de votantes relativamente estable. Para estos casos, las redes sociales se emplean no siempre como herramienta para la adhesión de votantes sino como medio para el debate público. Para los nuevos candidatos, de nuevos partidos, la adhesión de seguidores a través de redes sociales pudo ser un factor más significativo en la votación, su eficacia en un porcentaje mayoritario de votos, debe en todo caso reconocerse bajo un contexto de competencia electoral.


inventiolab investiga y comunica
Juan Fernando Giraldo
Sergio Clavijo
Carolina Montealegre

(1) Una correlación es estadísticamente significativa si la significancia es menor o igual a 0,05. En la tabla de correlaciones, el valor correspondiente a “r” indica el coeficiente de correlación. Cuando éste número va acompañado de un asterisco se puede afirmar que es un dato significativo.
(2) Los datos de seguidores fueron recogidos tres semanas después de las elecciones legislativas (6 de abril) y pueden haber variado. En algunos casos, los grupos o perfiles pueden haber desaparecido.


3 comentarios:

  1. Las redes sociales virtuales en Colombia puede que tengan aun una poca influencia en los resultados electorales debido a la penetración del uso de Internet en el país y la capacidad de los mismos politicos de aprovechar dicho mercado. Los grupos de facebook en la mayoría de los casos se limitan a enviar información repetitiva y exclusiva de los eventos de campaña a lo largo de esta época, olvidandose de los posibles electores y de la necesidad de estos de expresar sus opiniones. En los muros se pueden ver algunas peticiones de los integrantes del grupo, pero esto no se traduce en un canal bilateral de comunicacion con el candidato. Con twitter es necesario estudiar en que momento se van agregando los seguidores, ya que en los casos de Piedad Córdoba y Armando Benedetti se podría considerar que la mayoría de sus seguidores provienen de epocas preelectorales, por lo cual se podria considerar un voto fiel. Despues del triunfo de Obama en todos los países queremos tener un caso similar, pero no nos hemos tomado el trabajo de estudiar a fondo como desarrollarlo y mantenerlo, y Mockus fue un ejemplo de que aun nos falta mucho para considerar que las nuevas redes sociales puedan generear un gran cambio.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola Maria Clau,

    Gracias por tus comentarios.

    En el estudio encontramos que Facebook tuvo una mayor incidencia que Twitter en el total de votos que consiguieron los candidatos, en gran parte, porque sólo un 40% de quienes tenían cuentas en Facebook también tenían abierta una cuenta en Twitter.

    Si bien es cierto que los grupos en Facebook no son siempre un medio para la comunicación bilateral con el candidato, sí son más dinámicos (en cuanto al número de seguidores y canales de discusión que se mueven alrededor) que sus páginas oficiales.

    Respecto al alto número de seguidores de candidatos como Piedad Córdoba y Armando Benedetti, es claro que estos se han venido adhiriendo desde periodos pre-electorales, en especial porque ambos ya ocupaban una curul y tienen una larga trayectoria política. De esto lo interesante es ver que candidatos como Jorge Robledo, Juan Francisco Lozano y Dilian Francisco Toro, de quienes también puede decirse tienen votos fieles, no tienen cuentas en Twitter.

    Finalmente, es importante reconocer la importancia tanto de la academia como de la opinión pública en el reconocimiento de las nuevas redes sociales como herramientas electorales. El caso del Polo y el Partido Verde es significativo: la significancia de la relación entre sus seguidores en Facebook y el número de votos es casi de 0,9 (1 representa una relación completamente fuerte) Ambos casos pueden tomarse de ejemplo para las próximas elecciones.

    ResponderEliminar