sábado, 4 de junio de 2011

Lo que dicen las encuestas para Bogotá

En abril de 2011, la firma encuestadora Gallup publicó una encuesta para Caracol Radio, Caracol Televisión y El Espectador realizada entre el 1 y el 3 de abril en Bogotá.

La encuesta explora algunas preguntas clave para el análisis del proceso electoral que se vive en Bogotá. Con algunas semanas de retraso queremos compartir con nuestra comunidad algunas reflexiones sobre lo que parecen indicar los resultados de esta encuesta.

Enfocamos nuestras breves reflexiones alrededor de los personajes políticos sobre los que Gallup preguntó en su encuesta para arrojar algunas conclusiones preliminares. Es importante tener en cuenta que la consistencia de los datos de la encuesta se mantiene únicamente en el análisis de su totalidad. Los análisis desagregados llevan a interpretaciones parciales y al planteamiento de hipótesis que vale la pena observar a medida que avanza la contienda electoral.

Álvaro Uribe:
Un dato que no parece hacer parte del debate público actual es la impopularidad del expresidente Uribe en la ciudad de Bogotá. Después de Gustavo Petro 47,3% y de Enrique Peñalosa 38,7%, Uribe es el posible candidato con la tercera des-favorabilidad más alta 26,8%.

También llama la atención, y no se habla mucho del tema, que Uribe tenga una des-favorabildiad de 32% en el estrato 3 y de 37% en el agregado de 4,5 y 6. Su fuerte es el estrato 1 y 2 en donde tienen una favorabilidad del 78%.

Interesante también descubrir que en abril, en unas elecciones con Uribe y Peñalosa, el 18% de los verdes votarían por Uribe. Este es el primer indicador claro de la base de verdes uribistas. Un fenómeno aún por explorar.

Enrique Peñalosa:

La favorabilidad de Peñalosa en el agregado de estratos 4,5 y 6 es mayor al promedio de Uribe en toda la ciudad y alcanza 73%. Su imagen desfavorable se concentra en los estratos 3 (35%) y el agregado del 1 y 2 (51%).

La posible alianza entre Uribe y Peñalosa tendría sentido si el objetivo fuera movilizar a los estratos 1 y 2. Sin embargo, estos no son estratos que históricamente votan de manera masiva. En el estrato 3, por otro lado, que es mucho más activo en las urnas, la alianza Uribe-Peñalosa parece una suma de desfavorabilidad. Estos son los dos candidatos con mayor des-favorabilidad en este estrato después de Gustavo Petro.

En la mayoría de enfrentamientos planteados por la firma encuestadora, Peñalosa recibe el 50% de la intención de voto de los partidarios verdes. Adicionalmente, En todos los escenarios sin Uribe, Peñalosa saca la mayor proporción de votantes de todos los partidos.

El hecho que el único escenario en el que Peñalosa perdería (¡y por 25 puntos!) es enfrentándose en contra de Uribe parece explicar la decisión del primero a unirse al segundo. En todos los demás escenarios, Peñalosa gana por lo menos por 10 puntos.

Si la estrategia de Peñalosa de unirse a Uribe es sacarlo del panorama electoral para Bogotá, esta parecería tener sentido. Si la estrategia es alimentarse de su favorabilidad en estratos 1 al 3 la “pela” no parecería valer la pena.

Al observar la intención de voto de los verdes, es evidente que se trata del partido con seguidores más disciplinados (por lo menos en abril). En todos los partidos hay una notoria dispersión en los gustos entre los ciudadanos. Es posible que de abril acá los votos del Partido Verde hayan quedado tan dispersos como el de otros partidos en Bogotá (1).

David Luna:
Es interesante ver cómo, pese a su estrategia de ‘campaña perpetua’, David Luna es todavía un desconocido para los Bogotanos. El 51% no reconoce al candidato liberal. Sin duda que el 46% de los bogotanos estrato 3 no le conozcan es un riesgo electoral alto.

Un dato interesante que demuestra la dificultad que seguirá enfrentado Luna al interior de su aprtido es que en TODOS los escenarios planteados por la encuesta Gallup, Luna recibiría proporcionalmente más apoyo de los electores conservadores que de los liberales. Sin Uribe en escena, los liberales tiende a inclinarse por Enrique Peñalosa, William Vinasco y en menor medida por Galán y Petro, antes que por el candidato de su propio partido.

Gina Parody:
Gina Parody no es reconocida por el 36% de los bogotanos y de quienes la conocen, la imagen favorable y desfavorable se divide en partes iguales. Sin embargo, es meritorio que Parody tenga 15% más de reconocimiento que Luna pese a que la primera ni siquiera había hecho pública su intención de participar en la contienda, mientras que el segundo llevaba ya varios meses en campaña al momento de realizar la encuesta.

En la mayoría de escenarios propuestos por la encuesta, Parody obtiene el 9% de los votos verdes. Este número es posible que esté subiendo a medida que la candidata abre su elección a estratos 3 y 4 y que pueda pescar en el rio revuelto que han dejado los verdes en sus debates internos.

Carlos Fernando Galán:
Sin duda la mayor ventaja estratégica de Carlos Fernando Galán es que quienes le conocen tienen una imagen favorable suya. El desconocimiento del candidato es muy similar al que tienen los bogotanos de Gina Parody, sin embargo, la favorabilidad de Galán es superior a la de Gina en todos los estratos por un promedio de 10%. De todos los candidatos, Galán tiene la imagen desfavorable más baja.

William Vinasco
Vinasco comparte con Laserna las ventajas de ser una figura mediática reconocida. Esto se refleja en un alto reconocimiento y una imagen favorable de 50%, la tercera más alta de los posibles candidatos. Sin embargo, a diferencia de Laserna, Vinasco se ha sometido a competencias electorales en el pasado y mantiene una desfaborabilidad baja frente a otros posibles contrincantes (22,5%).

El candidato más beneficiado con la salida de Uribe, después de Peñalosa, es Vinasco. En el escenario electoral con Uribe, Viansco es el tercer opcionado con 8,6%. Con Uribe fuera del panorama electoral, las intenciones de voto por Vinasco no bajan del 17% y llegan hasta 20%.

La des-favorabilidad de Vinasco Ch en estratos 4, 5 y 6 (42%) es compensada por una favorabilidad superior al 50% en estratos 1, 2 y 3. Si de compensar des-afavorabilidad se trata, una alianza de Peñalosa con Vinazco Ch tendría más sentido que una con Uribe.

Pablo Laserna:
Aunque Pablo Laserna es reconocido por los bogotanos con una imagen favorable alta (57,2%), solo superada por la registrada por el expresidente Uribe (70,3%), también es el único que no se ha expuesto a escenarios de debate político hostil no a mensajes de contrincantes políticos en el pasado. Es muy probable que si Laserna elige lanzarse, su imagen desfavorable suba algunos puntos.


(1) La encuesta no explora seguidores del Polo Democrático.
La encuesta no realiza preguntas de control para restringir la muestra a las personas que han votado o que reportan estar dispuestas a votar, por lo tanto se trata de una medición del clima general de opinión y no refleja necesariamente la intención de voto en Bogotá.



inventiolab investiga y comunica
Juan Fernando Giraldo
@JuanFGiraldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario